Alexandra Gomez Medina

Testimonio:Alexa-1

Llegue a Remar en el año 2000, con apenas 13 años.

Yo vengo de una familia di funcional.

Mi madre tuvo que ser madre y padre al mismo tiempo, trabajando día a día para poder mantener a todos sus hijo/as.

Ella trabajaba en una base militar, yo era la mas pequeña de mis hermanos siempre me iba con ella a su trabajo, pero esa base no era un buen lugar para que yo creciera.

Yo estudiaba cerca de la base militar, pero ya empezaba a escaparme de clase, mi conducta estaba empeorando.

Para ese entonces dos de mis hermanas ya estaban en el Ministerio Remar, y hablaron con mi madre y tomaron la decisión de internarme en Remar.

Actualmente llevo catorce años viviendo y sirviendo en Fundación Remar, los cuales me ayudaron en mi educación y en todo lo que necesitaba y lo mas importante eh conocido el amor de Dios.

Hoy soy una mujer de bien, con una familia maravillosa con Dos hijas preciosas y hermoso marido al cual Dios también cambio su vida de una manera sorprendente.

Eh tenido la oportunidad de poder servir en diferentes países, como México y Guatemala, teniendo el privilegio de poder apoyar mas de cerca a otras muchas niñas que han vivido mi mismo problema.

Mis experiencias mas gratificante a sido poder ver como estas niñas han podido cambiar el odio de sus corazones por amor, paz y gozo.

Termino dando gracias a cada hermano y hermana de este ministerio Fundación Remar, por haber estado a mi lado en los momentos buenos y en los momentos malos, es por sus testimonios que hoy en día sigo como voluntaria sirviendo dentro de este ministerio.

 

Si la patria es pequeña, uno grande la sueña... Ruben Dario | Poeta Nicaraguense.